Riego de la Cubierta vegetal

En la mayoría de los casos, una vez pasado el periodo de refuerzo, las cubiertas vegetales extensivas funcionan de forma casi autónoma. Las plantas utilizadas en estos sistemas de vegetalización extensivos, son plantas suculentas de la familia de las crasuláceas (La especie sedum se utiliza a menudo al no necesitar mucha agua).

No obstante, en ciertas situaciones, es necesario compensar la pluviometría natural con un sistema de riego integrado:

  • Cuando la cubierta vegetal es muy visible y sometida a fuertes imperativos estéticos.
  • Cuando el manto vegetal instalado está compuesto por plantas con fuertes necesidades en agua (todo lo que no sea sedum).
  • Cuando la exposición al sol, al viento o que las condiciones climáticas de la cubierta (pluviometría, frecuencia de las precipitaciones, temperaturas) no son compatibles con la supervivencia de las plantas entre distantes episodios de precipitaciones.
  • Cuando la cubierta tiene una caída superior al 20%. Las reservas en agua del sistema de vegetalización no son suficientes.

Existen distintos sistemas de riego automático: el sistema gota a gota y el sistema por aspersión. El estudio técnico de su proyecto de vegetalización determinará cual es el sistema más adaptado.

El mantenimiento del sistema de riego es vital para garantizar la perennidad de su cubierta vegetal. Se efectúa de una a dos veces por año y consiste en controlar el sistema de riego, reprogramar las frecuencias y dosis de riego, etc.

En Vegetal ID cada proyecto = un estudio técnico. Este estudio determina si es necesario un sistema de riego y precisa que sistema en función de las condiciones técnicas del proyecto.

Todo sobre vegetalización
Preguntas Frecuentes